Árbol del coral (Erythrina caffra)


Árbol caducifolio de 4-9 metros de copa extendida y tronco robusto con corteza de color grisácea, cubierta de espinas cortas, gruesas y oscuras. Presentando una ramificación muy irregular.

Sus hojas caducas presenta 3 folíolos romboidales de color verde brillante, de unos 10 cm. de largo.

En su país de origen, las raíces, cortezas, hojas y frutos son empleados para juegos, medicina, vallas.


En jardinería se suele plantar como ejemplar solitario.

Es un árbol de clima cálido-templado, por lo que debe estar protegido del frío intenso y sobre todo de las heladas. La madera es muy quebradiza, por lo que debe formarse bien el árbol y resguardarlo de fuertes vientos.


Prefiere climas cálidos soportando heladas débiles, Le va bien un buen suelo de jardin, rico en materia orgánica y bien drenado tolerando las tierras calcáreas pero no la sal.

Hay que regar abundantemente en época de crecimiento pero sin encharcamientos.


Su fácil transplante de adulto hace que se plante en numerosos sitios, multiplicandose por semillas con calor, después de remojo durante 24 horas y por esquejes.

5 comentarios:

Puchereta dijo...

Hector me encanta este árbol, es muy original. He organizado un sorteo en mi blog, pasate por si te interesa.
Besis

Dorisalon dijo...

Precioso árbol...

Montse dijo...

Un árbol precioso, con una floración muy espectacular. Es curioso que las hojas y el aspecto me resultan familiares, no así las flores, pero no lo conocía.

Un abrazo ¡Y feliz año!

chamagol dijo...

Me gusta

chamagol dijo...

Me gusta